miércoles, 1 de marzo de 2017

Abogada brasileña le va mejor como sexoservidora

2017 0301 | 
Bajo la excusa de la liberación femenina y el bajo sueldo que recibía como profesionista, Claudia de Marchi, una abogada de 34 años comenzó a prostituirse. Ahora gana más de 2 millones de pesos al año. 

Esta mujer experta en derecho constitucional, sorprendió a sus clientes y colegas el año pasado cuando de repente decidió dejar su alta posición en un bufete de abogados y empezó a anunciar sus servicios como una "cortesana de lujo".


La joven de 34 años se trasladó a Brasilia, la capital del país, donde, en lugar de ampliar su conocimiento de las leyes de Brasil, comenzó a prestar servicios sexuales a empresarios y políticos ricos por USD 185 la hora.

Irónicamente, una de las razones de su drástico cambio de dirección fue que ya no podía tolerar el "egoísmo machista y la auto-indulgencia" que había encontrado en el mundo jurídico.

En lugar de eso, la autoproclamada feminista decidió que sólo trataría con hombres dispuestos a pagar por su compañía, alegando que ella prefiere "el orgasmo y el pago" que tener que soportar vivir con "defectos masculinos" todo el día.

El blog incluye tutoriales para hombres sobre temas como cómo deben comportarse con las mujeres, cómo ser un "hombre real" y cómo "madurar correctamente", así como consejos sobre cómo realizar sexo oral a una mujer.

Por otra parte, su madre de 64 años apoya tanto su nueva profesión que recientemente se mudó de su propia ciudad natal a la capital, y ahora vive con su hija en su casa cerca del parlamento brasileño.

Cláudia, de Sorriso, en el centro de Brasil, se licenció en derecho en 2005 y trabajó como abogada en la ciudad durante 11 años, especializada en la interpretación de la compleja constitución de Brasil después de completar estudios de postgrado.

Más tarde comenzó a dar conferencias sobre derecho constitucional en la universidad Unic Sorriso local.

Pero ella afirma que se cansó de trabajar en el mundo de un hombre, así como una sucesión de relaciones fallidas, incluyendo un matrimonio que duró sólo un año, y cuando fue despedida de su posición en la universidad "por el ego de alguien" en febrero. El año pasado, Claudia decidió repensar cómo quería vivir su vida.

No hay comentarios: