jueves, 24 de noviembre de 2016

10 cosas que NO debes decir a tu pareja

Las palabras pueden ser muy hirientes, se quedan retumbando en la memoria como un eco y difícilmente las olvidamos. Cuando estamos en una relación debemos cuidar mucho lo que decimos y lo que no decimos también; sin que sea la intención, podemos tocar áreas sensibles y provocar una interminable pelea. Existen comentarios inocentes que se malinterpretan, tal vez el tono en el que los decimos no sea el adecuado, el momento no sea el mejor o simplemente no nos medimos y cruzamos la delgada línea entre la sinceridad y la crítica.

La mayoría de las peleas estallan por comentarios fuera de lugar. Debemos tener en cuenta que todas las personas son distintas y que por lo tanto reaccionan diferentes. Conocer totalmente a tu pareja es imposible, pero existen ciertas áreas sensibles que nunca debemos de tocar. Hablar de cosas relacionadas con su familia, aspecto físico o relaciones pasadas, deben manejarse con mucho cuidado y sensibilidad, porque más allá de beneficiar tu relación puede arruinarla para siempre. Las personas somos impredecibles y a veces es mejor no decir ciertos comentarios que pueden lastimar hasta el más fuerte.


Aquí te mostramos 10 cosas que nunca debes decirle a tu pareja, si es que quieres tener una relación saludable y feliz. 

Cosas acerca de su peso o apariencia
Este tema es altamente sensible y debe ser manejado de una manera sutil. Si le dices a tu novia que está gorda o que se le ve muy mal ese vestido, probablemente no lo tome de la mejor manera y esto puede desencadenar la peor pelea de sus vidas. Seguramente lo recordará durante mucho tiempo y lo(a) hará sentir inseguro. Si realmente tu pareja tiene un severo problema con su peso, por el bien de su salud, no dudes en decirlo, pero procura tener mucho tacto al hacerlo.

Generalizar
 “Siempre haces lo mismo”, “siempre dices lo mismo”, “siempre te equivocas”, tal vez lo haya hecho muchas veces, pero no está bien generalizar, es una manera de hacerle ver que ya estás cansada de la relación.

Algo grosero sobre su familia o amigos
La familia y los amigos siempre van a ser una parte fundamental de la vida de las personas. Decir algo grosero sobre ellos sería como insultar a tu pareja. Recuerda que para tener una relación sana, debes de esforzarte al menos un poco para llevarte bien con ellos. Aunque realmente sean insoportables, no es buena idea decirlo, o tal vez encontrar la mejor manera de hacerlo sin llegar a los insultos.

Traer peleas del pasado
Está bien, a veces para explicar un punto debes poner en la mesa alguna discusión del pasado, pero la realidad es que no es bueno para tu relación, solamente traerás de vuelta esa energía negativa que se supone, ya habían dejado atrás. Deja ir y si realmente dices perdonar alguna situación, hazlo con el corazón y olvídate de los reproches. Deja el pasado en el pasado y concéntrate en resolver lo que está sucediendo en tu presente de otra manera; si de verdad estás interesado en mantener tu relación viva, debes entender que la gente comete errores que debes dejar ir. No es bueno para la salud ni para tu relación estar lleno de rencores.  

Hacer comparaciones con tus otras relaciones
Esto es una las peores cosas que puedes decirle a tu pareja. Para empezar, darás a entender que aún tienes muy presente a esa persona y que sirve como una vara para medir todas tus relaciones. Debes entender que todas las personas son diferentes y por lo tanto todas tus relaciones lo serán. Aunque lo hagas para probar que tu pareja actual es mejor en ciertas cosas que tu ex pareja, ¡evítalo! No es halagador y a nadie le gusta sentirse comparado con alguien más. Empieza de cero, descubre qué te gusta y qué no te gusta, sin analogías, y si llegan estos pensamientos a tu mente, resérvalos únicamente para ti.

Decir que su amiga o amigo es atractivo
Aunque lo sea o aunque lo pienses, es muy peligroso decírselo a tu pareja. Sembrarás celos y si él o ella no lo pensaba, lo pondrás en su mente y verá con otros ojos a esa persona. Será incómodo si llegasen a quedarse solos en algún momento y podrás provocar problemas entre ellos, con mayor probabilidad si se trata de mujeres.

¿Eso es todo?
Decir esa frase en la cama es lo peor que puedes hacer, lastimarás a tu pareja en lo más profundo y sensible de su ser. Si el sexo no es bueno, prueben cosas nuevas, salgan de la rutina e inténtelo una y otra vez, no se den por vencidos; abran sus mentes y hablen de sus problemas sexuales frente a frente, no seas cruel.

Corregirlo todo el tiempo
Tal vez haya alguien que tenga más conocimientos en ciertos temas, pero no por eso debes sentirte superior y tratar de cambiar y corregir todo el tiempo a tu pareja. Esto se vuelve molesto. Si aceptaste estar a su lado es porque amas tanto sus virtudes como defectos. Apóyense mutuamente para crecer, compartan conocimiento y olvídate de los aires de superioridad.

 “Pídeme perdón”
Si a la persona no le nace hacerlo en ese momento, no lo fuerces. No hay nada más sincero que “un perdón” que venga desde el corazón. Tal vez existan situaciones en las que tu pareja no se sienta realmente culpable, dale tiempo y espacio, de nada sirve un perdón a medias.

“Te odio”
El enojo puede llevarte a decir este tipo de cosas, y a odiar a las personas por un momento. La realidad es que es una frase muy hiriente que puede tener consecuencias irreversibles. La mayoría de las veces que las personas lo dicen, no es en serio, es un arranque de ira que lleva las emociones al límite. Seguramente, ya que se calmen las aguas te arrepentirás de haberlo hecho.

No hay comentarios: