miércoles, 18 de mayo de 2016

Inconstitucionalidad no garantiza aprobación por diputados locales

2016 0518 | La acción de inconstitucionalidad presentada por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) contra el Congreso de Puebla por excluir en la ley el matrimonio igualitario, no garantiza que se apruebe esta figura en el estado, consideró el profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep), Ricardo Fernández Fuentes.

En entrevista, el académico indicó que la demanda del organismo solo es con el fin de que se garanticen los derechos humanos de las parejas homosexuales, sin obligar al Poder Legislativo Local que legisle en favor de la comunidad LGBTTTI.


Indicó que al igual y como ya lo había dictaminado la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), lo que se pretende con esta acción es que se respeten los juicios de amparo que ganen las parejas del mismo sexo para casarse, y no tengan ningún problema a la hora de contraer matrimonio.

Recordó que este proceso es similar al de las cuatro personas que ganaron el amparo para el consumo de mariguana, por lo que consideró que la entidad continuará bajo el esquema de los juicios de amparo.

“La acción de inconstitucionalidad de la CNDH solo pretende que se garanticen los derechos humanos de las parejas del mismo sexo; es decir, que aquellos que ganen un juicio de amparo para contraer matrimonio sean respetados y puedan llevar a cabo esta acción. Sin duda, no es con el fin de obligar al Congreso a legislar”, dijo.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) promovió una acción de inconstitucionalidad contra el Congreso y el gobierno del estado de Puebla, al considerar que el Código Civil es restrictivo y discriminatorio, pues excluye de la figura del matrimonio a parejas del mismo sexo y sólo contempla esa unión entre un hombre y una mujer.

El recurso legal contra la legislación poblana que fue presentado desde el pasado 27 de abril, bajo el expediente 29/2016. Impugna el artículo 300 del Código Civil del estado de Puebla, el cual fue recientemente modificado para elevar de 16 a 18 años la edad mínima en que una persona puede contraer matrimonio.

La CNDH consideró que la redacción del artículo 300 del Código Civil de Puebla restringe el ejercicio de los derechos humanos, pues excluye de la figura del matrimonio a parejas del mismo sexo, “al mantener intacta la porción normativa que establece el hombre y la mujer”.

Por otro lado, Ricardo Fernández señaló que la iniciativa presentada por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, para avalar el matrimonio igualitario es por una “cuestión mediática”, debido a la época electoral que se vive en estos momentos.

Refirió que aunque esta propuesta se apruebe tanto por el Congreso del estado como por el Senado, de igual manera no garantiza que los estados armonicen sus leyes para permitir la unión entre personas del mismo sexo.

Ayer, el presidente Enrique Peña Nieto anunció que enviaría una iniciativa al Congreso para avalar el matrimonio de personas del mismo sexo.

Matrimonio entre individuos del mismo sexo una victoria de los Derechos Humanos

2016 0518 | El panista Roberto Gil Zuarth y el perredista Jesús Zambrano Grijalva aseguraron que permitir en todo el país los matrimonios entre homosexuales representa una victoria de los derechos humanos.

Roberto Gil, presidente del Senado, aseguró que la iniciativa de ley que Peña Nieto envió al Congreso deberá de ser analizada desde la perspectiva de los derechos humanos y de la no discriminación y rechazó que tenga tintes electorales.

“Es difícil para mí encapsular un asunto de esta importancia, que tiene que ver con el ejercicio de derechos a un asunto de carácter electoral”.

“En consecuencia, creo que no es tanto un tema de elecciones, sino más bien un tema de reconocimiento de derechos. No soy de los suspicaces que creen que todo lo que pasa en política, tiene una motivación electoral. Hay muchas cosas que sí”, dijo.

Jesús Zambrano Grijalva, presidente la Cámara de Diputados, afirmó que respalda en lo esencial la propuesta de Peña Nieto.

“(Estoy de acuerdo con que) haya hecho suyas, demandas, propuestas, banderas que —desde el movimiento progresista y, particularmente desde el PRD— hemos venido sosteniendo durante muchos años y, por supuesto que vamos a apoyarla”.

Indicó que las iniciativas para los matrimonios igualitarios y el cambio de identidad sexual en actas de nacimiento ya fueron enviadas a la Comisión Permanente del Congreso a la Cámara de Diputados.


Para diputados del Partido Acción Nacional no hay prisa por legislar

2016 0518 | Mientras el diputado del PAN, Víctor León Castañeda señaló que el Congreso del Estado debe esperar a que el Congreso de la Unión legisle sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, los legisladores del PRI, Pablo Fernández del Campo y Sergio Salomón Céspedes Peregrina aseguraron que el Poder Legislativo está obligado a cumplir con la determinación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para reformar el artículo 300 del Código Civil.

León Castañeda afirmó que la determinación que hace un año emitió el máximo tribunal sobre la unión entre personas del mismo sexo, no era una condicionante para que la LIX Legislatura hiciera los cambios pertinentes en la normativa legal y minimizó la disposición dictada en 2015 al señalar que se debió a amparos promovidos por personas que se sentían afectadas en sus derechos, y que en los registros civiles a los que llegaron las solicitudes de matrimonio entre personas del mismo sexo fueron atendidas.

A pesar de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) interpuso una acción de inconstitucionalidad contra el Congreso y el gobernador Rafael Moreno Valle, León Castañeda defendió la postura del Legislativo al afirmar que primero habrá que espera a que el Congreso de la Unión dictamine sobre la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto para elevar a rango constitucional el matrimonio igualitario.

En contraste, los legisladores del PRI, Pablo Fernández del Campo y Sergio Salomón Céspedes Peregrina afirmaron que el Congreso está obligado a cumplir con  la determinación de la SCJN o por las Cámaras del Congreso de la Unión.

Fernández del Campo señaló que tanto Carlos Martínez Amador (PRD) como  Jorge Aguilar Chedraui (PAN), quienes han estado al frente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política,tendrán que explicar el retraso para atender el criterio que desde hace un año emitió el máximo tribunal del país.

En tanto, Salomón Céspedes indicó que el tema debe analizarse al inicio del segundo periodo ordinario de sesiones, y no hasta que se apruebe la reforma constitucional propuesta por Peña Nieto.

Agrupaciones religiosas se oponen a reforma
2016 0518 | La agrupación Cristianos Católicos Comprometidos se pronunció en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo y convocó a los ciudadanos a defender las uniones entre un hombre y una mujer.

Los integrantes de la asociación ya iniciaron pláticas con legisladores locales para evitar que se modifique la legislación local para permitir las bodas gay.

A finales de abril, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) promovió una acción de inconstitucionalidad contra el Congreso y el gobierno del estado de Puebla, al considerar que el Código Civil es restrictivo y discriminatorio, pues excluye de la figura del matrimonio a parejas del mismo sexo y sólo contempla esa unión entre un hombre y una mujer.

En tanto, este lunes el presidente Enrique Peña Nieto anunció que enviaría una iniciativa al Congreso federal para avalar el matrimonio entre personas del mismo sexo y que esto tenga validez en todas las entidades del país.

Sobre el tema, Filiberto Hernández, integrante de la agrupación, indicó que las uniones entre personas del mismo sexo son “antimorales, antirreligiosas y anticonstitucionales”, pues la Constitución mexicana establece que el matrimonio tiene el fin de preservar la especie.

Por ello, consideró que con su anuncio, Peña Nieto busca remediar su baja popularidad en el país, pero no ofrece mejoras a las condiciones de las personas homosexuales.

Contrario a esa iniciativa, dijo, deben preservarse los principios de una familia integrada por un hombre y una mujer.

Hernández, comentó que el año pasado realizaron una convocatoria para que poblanos se sumen “a la defensa de la familia”, misma que retomarán ante el recurso que presentó la CNDH y la iniciativa de Peña Nieto.

Señaló que ya iniciaron acercamientos con legisladores locales, particularmente con el diputado panista Pablo Montiel Solana, quien les indicó que  compartía su postura en contra de las uniones gay.

La Confederación del Episcopado Mexicano (CEM) señaló que está a favor de no discriminar a las personas homosexuales, así como de reconocer sus derechos, pero insistió en que para la iglesia católica sólo puede considerarse un matrimonio, el que se realiza entre un hombre y una mujer.




No hay comentarios: