sábado, 1 de agosto de 2015

Masculinidades

Publican “Debates y reflexiones en torno a la masculinidad: analizando los caminos hacia la igualdad de género”

El estudio de las masculinidades, en tanto herramienta crítica de análisis sobre las relaciones de poder que se establecen entre y hacia dentro de los sexos, y sobre la generación de prácticas sociales, discursos, cosmovisiones, cuerpos y relaciones particulares, se coloca hoy en día como un requisito indispensable en la posibilidad de delimitar las acciones y políticas de cambio que favorezcan una creciente igualdad de género, señalaron especialistas durante la presentación del libro Debates y reflexiones en torno a la masculinidad: analizando los caminos hacia la igualdad de género.

En dicho libro, desde la psicología, se analiza la construcción psíquica de la masculinidad, partiendo de la premisa que en la sociedad, el ideal de masculinidad moderna implica jugar el rol de proveedor en una familia, sin embargo, este mandato, está hoy en día en crisis ante empleos mal remunerados, en términos no tradicionales. dice la autora, Tania Esmeralda Rocha Sánchez, “un hombre no exitoso, es quizá comparable con la mujer que no es madre”, dejar de pensar que los hombres deben ser todo eso que la crisis global ha puesto en jaque.

En otro de los capítulos del texto compilado por Rocha Sánchez e Ignacio Lozano Verduzco se aborda como el trabajo cotidiano de las mujeres no es formalmente reconocido si no considerado como parte de su función social, y si lo es, no está remunerado como debiera. Así, vemos como el modelo de masculinidad moderna promueve el ideal del hombre proveedor y como los hombres, especialmente de la clase trabajadora, entran en crisis al enfrentarse al desempleo y al requerir de la ayuda económica de sus esposas pues intentan mantener su papel como autoridad del hogar a toda costa ya que al dejar de cumplir su rol como proveedores son mal vistos por su entorno.

Asimismo, en el libro editado por el Programa Universitario de Estudios de Género se explica la manera en que los estereotipos y prejuicios nos permiten lidiar en nuestra vida cotidiana con la complejidad del mundo, y sin embargo, en su simplificación se convierten en motivos de discriminación, la homofobia, por ejemplo, implica la vulnerabilidad de quienes no son heterosexuales y sufren rechazo, hostilidad y discriminación ya sea en mayor o menor grado según el lugar social.

A consecuencia de la situación, señalan los autores, vemos entonces en dicho apartado como los homosexuales, al ser considerados como hombres fallidos o asimilados a la condición femenina, sufren efectos por padecer homofobia, como ansiedad y depresión , consumo de drogas y suicidios. También vemos como la homofobia afecta a los hombres en general, pues su fantasma los obliga a comportarse conforme a un ideal de masculinidad que constriñe y que es imposible de cumplir.

La amistad es otro de los temas sobresalientes en el libro, se analiza el temor de muchos hombres a establecer una amistad profunda, atravesado por el miedo a la homosexualidad, y por otra parte, la perspectiva de quienes se atreven a construir una verdadera amistad que regularmente es atribuida a las mujeres ya que las muestras de afecto entre hombres, especialmente heterosexuales, causan especial temor pues no se ajustan al modelo de masculinidad dominante.

Ser hombre tiene privilegios como mayor libertad sexual respecto a las mujeres, sin embargo, pocos hombres logran cumplir con el modelo de masculinidad en su lugar social. Por esa razón, argumentaron los autores, ante la crisis, tenemos la posibilidad de cuestionar desigualdades, recrear identidades, y transformar relaciones sociales, gracias a la reflexión y el dialogo que libros como este proponen.

No hay comentarios: