domingo, 2 de agosto de 2015

Homosexuales

Primera boda homosexual en Puebla con todas las de la ley
2015 0802 | Tras una batalla legal que duró un año y dos meses, Guadalupe y Fabiola lograron consumar su matrimonio, que se convirtió en el primero entre personas del mismo sexo que se lleva a cabo en Puebla.

La unión fue legalizada por la juez segundo del Registro Civil, Belinda Guadalupe Pastor García, quien entregó el acta de matrimonio que avala la unión entre Fabiola Lucero Méndez,
quien portaba un vestido blanco de novia, y Guadalupe Gómez Tetetla, con un elegante smoking negro.

El matrimonio se legalizó en el salón Miren de la colonia Santa Cruz Buenavista, donde se lleva a cabo la fiesta con los familiares.

Al finalizar la ceremonia, Guadalupe agradeció el seguimiento que le dieron los medios de comunicación a su caso y lanzó una reflexión a las autoridades para que abran el debate, aunque reconoció que su caso es el ejemplo de que no se requiere el aval de los diputados para llevar a cabo matrimonios entre parejas del mismo sexo.

Mantiene Arquidiócesis postura en contra de matrimonios homosexuales
La Arquidiócesis de Puebla mantiene la postura de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) en torno a las uniones entre personas del mismo sexo y reitera que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer con el objetivo de tener hijos.

Para los obispos de México, la jurisprudencia otorgada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para permitir las uniones entre personas del mismo sexo, fue otorgada por el voto de cuatro personas.

El vocero de la arquidiócesis de Puebla, Dante Pimentel, explicó que como en su momento lo dijo el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, arquidiócesis mantiene su postura de defender el matrimonio como exclusivo para un hombre y una mujer.

La iglesia católica en México es respetuosa de las instituciones y de las diversas formas de pensar y de vivir, y ejerciendo su derecho a la libertad de expresión, reitera su convicción de que la familia, célula de la sociedad, se funda en el matrimonio de un hombre y una mujer.

Para la fe católica, la familia, conformada exclusivamente por un hombre y una mujer, por su capacidad procreativa, garantiza la supervivencia, añadió.

La iglesia católica descarta una discriminación hacia las parejas del mismo sexo que interpusieron amparos ante la Suprema Corte de Justicia, poder al que no le corresponde crear nuevas formas de matrimonio.

Para la Arquidiócesis de Puebla, nadie debe ser objeto de discriminación, como lo consigna el Artículo Primero Constitucional, lo que no significa que deba modificarse la esencia del matrimonio, dijo Pimentel.

En días pasados, el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, aseguró, al cuestionado en torno a si las personas del mismo sexo que se unen en matrimonio viven en pecado, que dicha condición depende de la conciencia de cada persona.
“Eso es cuestión de conciencia y cada quien, en cuestión de conciencia, responde ante Dios Nuestro Señor”, explicó el arzobispo de Puebla.

No hay comentarios: