martes, 11 de agosto de 2015

Erotismo

Así de sensual luce Claudia Perlwitz a los 40 años

Empezó a modelar a los 17 años y, desde entonces, su carrera la ha llevado a vivir en Estados Unidos, México, Argentina y, por supuesto, Medellín. Su éxito ha sido tal que fue protagonista del video de Llueve sobre mojado, éxito mundial de Fito Páez y Joaquín Sabina. Ahora tiene una empresa de productos orgánicos de belleza y está dedicada a la fundación Todo por Amor, que ayuda a niños con espina bífida. Con esta, completa su cuarta portada en SoHo. La primera fue en la edición número 15 —¡hace 14 años!—, y todavía sigue igual de espectacular. Las fotos que acá le presentamos dejan clarísimo por qué en esta revista nos morimos por ella desde que tenemos memoria.

¿Qué es lo primero que le mira a un hombre?


Me han gustado tan diferentes que no sé, no tengo un prototipo relacionado con el físico. Más que eso, diría que es la energía, la química y el sentido del humor, que es importantísimo. Y tengo una fijación con las manos.

¿Qué está permitido en el primer polvo?

En la primera vez se llega hasta donde alcancen las ganas que sintamos los dos. Me fijo en el sentir, no en el qué dirán. Si un tipo me gusta muchísimo, me dejo llevar, dejo que todo fluya, pero hay cositas que no se negocian.

¿Importa cuánto dure?

Sí, ¡mejor que dure la dicha!

¿Qué es mejor: un solo polvo o varios?

Calidad, mejor que cantidad. Si es uno, ¡que sea el mejor!

¿Prefiere que un hombre le proponga directamente o se queda con el discreto?

Llevo nueve años con mi esposo, obviamente tengo la confianza para decirle todo, al igual que él a mí. Pero pensando como soltera, me gusta que me conquisten, no me gusta que me presionen.

¿Cuál es su posición favorita?

Con la persona que me gusta, todas.

Ya tiene 40, ¿qué ha aprendido del sexo?

Nunca se puede dar por aprendido… o hasta ahí llega la cosa. Ahora puedo decir que estoy en mi mejor momento.

¿Cuál es la mejor táctica para no aburrirse?

Más joven, me preocupaba por cosas que ahora no me importan tanto, tenía más prejuicios, me preocupaba más por la otra persona o por el qué dirán. En cambio ahora me preocupo por mí y eso hace que sea mejor. Soy más desinhibida, paso más rico.

¿Ha practicado el Kamasutra?

Pues no todas las posiciones, pero ¡sí!

¿Le ha hecho un show erótico a su esposo?

¡Claro que sí!

No hay comentarios: