domingo, 3 de marzo de 2013

Intersexual


Nace un bebé intersexual
2013-03-03 | Aunque ocurrió hace dos meses, la comunidad de la ciudad de Oberá sigue sacudida por el nacimiento de un bebé intersexual. La criatura tiene el aparato reproductor femenino completo y parte del masculino, por lo que sus padres optaron por utilizar un nombre de mujer para bautizarla, y siguiendo las recomendaciones médicas pretenden trasladarla a Buenos Aires para intervenirla quirúrgicamente y extraer los órganos masculinos.
Este tipo de casos se da uno cada 10,000 alumbramientos.

Según informó Misiones On Line, la madre de la beba, Patricia Acosta, declaró que decidieron nombrar a su hija como Xiomara y explicó que optaron por darle identidad femenina porque según los estudios que le realizaron, la pequeña es más mujer que varón. Sin embargo, la beba aún no tiene documentos de identidad porque deben esperar la llegada de unos análisis que se enviaron a Buenos Aires.

Según Acosta, la afección de la niña no se descubrió hasta el nacimiento debido a que en las seis ecografías que se realizó, no se llegaba a observar ningún sexo definido. “Ella tiene útero y ovarios, de los órganos de mujer tiene todo y de hombre sólo el pene y una parte de un testículo afuera y otro adentro”, especificó.

Según los médicos que asisten al bebé, se puede esperar a que la niña crezca y pueda optar por sí misma su sexo. Pero sus padres pretenden llevarla a Buenos Aires para que le extraigan los órganos masculinos quirúrgicamente y proporcionarle una niñez normal.

La intersexualidad es una condición poco común por la cual un individuo presenta discrepancia entre su sexo cromosómico, gónadas (testículos u ovarios) y genitales (pene o vagina), poseyendo por tanto características genéticas y fenotípicas propias de hombres y mujeres, en grados variables. Un niño intersexual puede tener, por ejemplo, una abertura vaginal, la cual puede estar parcialmente fusionada, un órgano eréctil (pene o clítoris) más o menos desarrollado y ovarios o testículos, los cuales suelen ser internos.


Bebes intersexuales tienen derecho a la autodeterminación en su mayoría de edad
2013-02-25 | Ante el nacimiento de una persona intersexual en la localidad de Oberá, Misiones, y frente a la posibilidad de una inminente intervención quirúrgica, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) expresar que las personas intersexuales tienen derecho a la integridad y la autodeterminación de su propio cuerpo, el consentimiento previo, libre y completamente informado del individuo intersexual es un requisito que se debe garantizar en todos los protocolos y prácticas médicas.

Se debe asegurar la integridad corporal y la salud de los niños y niñas intersexuales. Es necesario proporcionar apoyo psico-social y no patologizante a sus familias en lugar de cirugías o intervenciones médicas -a menos que se trate de intervenciones para salvar su vida- cuyas consecuencias sean irreversibles.

Los tratamientos e intervenciones médicas deben preservar la salud integral de las personas intersexuales y permitir que en el marco de su propio desarrollo cada uno o una determine su voluntad.

Consideramos necesario trabajar para reducir la violencia del sistema binario de sexo y género creando y proporcionando entornos seguros de apoyo y celebración para las personas intersexuales, sus familias y allegados.

En Argentina, dentro del marco normativo vigente, la recientemente sancionada Ley de Identidad de Género (N° 26.743), en su articulo 2°, permite las intervenciones de reasignación de sexo “a través de medios farmacológicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que ello sea libremente escogido.”

Esta libertad de elección, la ley la contempla en el artículo 11, al requerir el consentimiento informado, aclarando que en el caso de las personas menores de edad “regirán los principios y requisitos establecidos en el artículo 5° para la obtención del consentimiento informado”.

Por otro lado, el INADI rechaza el tratamiento dado al caso por algunos medios de comunicación, al revelar el nombre de la persona nacida y el de sus padres (ambos menores de edad) así como el domicilio y fotografías familiares.

Esta actitud está reñida con el derecho todas las personas, y en particular los/as niños/as, a la preservación de su vida familiar y privada. Además, atenta contra el principio de no discriminación cuando la revelación de sus datos personales puede constituirse en una fuente de discriminación contra ellas, lo que sin dudas acontece respecto de datos sensibles como el de la intersexualidad.

Por último, a nivel mundial, las organizaciones de personas intersexuales, reunidas en el segundo Foro Internacional Intersex (realizado en diciembre pasado en Estocolmo, Suecia) en el marco de la 26 Conferencia Mundial de Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (ILGA), reclamaron: derecho a la integridad y a la autodeterminación del propio cuerpo y el fin de las prácticas de mutilación y normalización (como cirugías genitales, psicológicas y otros tratamientos médicos inhumanos o degradantes).


Bebés intersexuales en la actualidad
2013-02-28 | Antes se usaba el término hermafrodita. Actualmente se discute si conviene operar a estos niños tempranamente o esperar que ellos decidan.

Un bebé con genitales ambiguos provoca angustia. Y no sólo en el ámbito de la familia sino también en el médico. De inmediato exige que se pongan en marcha los mecanismos diagnósticos y terapéuticos que permitan confirmar el sexo de crianza que tendrá el niño. “En el hermafroditismo verdadero (rarísimo), el individuo presenta tejidos ováricos y testiculares al mismo tiempo, en el pseudo-hermafroditismo hay discordancia entre los caracteres fenotípicos (aspecto físico) y el sexo genético y gonadal (ovarios o testículos). Las causas van desde una deficiencia en la producción de hormonas específicas, hasta anomalías en los cromosomas.

“No hay que olvidarse que mucha gente ve al hermafroditismo como una aberración”. Por esta misma razón se le suele ocultar al paciente su diagnóstico.
INTERSEXUALIDAD.


El término campana, utilizado generalmente para nombrar una variedad de condiciones –en su mayor parte congénitas- en las cuales la persona que las manifiesta -llamada intersex, intersexual o intersexuada- posee una anatomía que difiere en mayor o menos grado de los standards masculino o femenino. En la actualidad, su uso biomédico hace referencia a variaciones anatómicas sexuales patológicas consideradas ambiguas o engañosas . A pesar de este sentido, socialmente extendido, la inmensa mayoría de los casos de intersexualidad sólo evidencian variaciones morfológicas respecto de expectativas culturales sobre la apariencia de los genitales femeninos o masculinos. Por esta razón, la presencia de micropenes, megaloclítoris, hipospadias y la ausencia de vagina, entre otras condiciones, suelen ser consideradas manifestaciones de intersexualidad aunque no impliquen la indecibilidad del sexo verdadero comúnmente asociada al hermafroditismo. La ocurrencia de un nacimiento donde está presente alguna característica marcadora de intersexualidad es de 1:2000, estimándose la manifestación del llamado hermafroditismo verdadero (determinado por la presencia de tejido gonadal testicular y ovárico) en un 5% del total de ocurrencias.  Entre los síndromes más comunes asociados con intersexualidad podemos mencionar la insensibilidad a los andrógenos, la hiperplasia suprarrenal congénita, el síndrome de Turner, el síndrome de Klinefelter, etc. Las manifestaciones intersex admiten una gran variedad de causas: variaciones cromosómicas, enzimáticas, genéticas, e incluso accidentales.

A lo largo de la historia y en diversas culturas está documentada la existencia de personas con rasgos que hoy atribuiríamos a la intersexualidad. Denominadas en Occidente como hermafroditas, la homogenización de su status médico y jurídico se produce recién con el advenimiento de la Modernidad. A fines del siglo XIX los descubrimientos endocrinológicos y las nuevas posibilidades de análisis microscópico situaron la identificación del sexo verdadero en el análisis de tejido gonadal post mortem. La llamada Edad de las Gónadas, que se extiende desde esa fecha hasta inicios del siglo XX, se caracterizó por un enfoque tendiente a reducir la variedad anatómica de los géneros, en plena ansiedad cultural y política producida por la emergencia de la homosexualidad masculina y la primera ola del feminismo: dado que el hermafroditismo en sus distintas variantes sólo podía atribuirse post-mortem, todo sujeto vivo era atribuido a uno u otro género durante su vida a través de aproximaciones morfológica.



Intersexual: “Operar al bebé intersexual sería exponerlo a un trato cruel”
2013-02-28 | Diana Maffía, doctora en filosofía de la Universidad de Buenos Aires (UBA) fue consultada en relación al o la bebé misionera con ambigüedad genital, que fue trasladada al hospital Garrahan para recibir alguna intervención quirúrgica. Al respecto Maffía cree que esto “no es necesario por ahora operar a la criatura si no existe una enfermedad,  ya que se la expone a un trato cruel, que hasta da lugar a una denuncia por torturas”. El bebé tiene un testículo interno, útero, vagina y un pene, dijo. Y agregó que “al realizar el alineamiento orientado a determinado sexo, puede ser o no coincidente con la subjetividad de esa persona. La madre de la beba, a pesar de sus 16 años manifestó esa duda, de que su hija cuando sea mayor no sienta el sexo que decidan ahora”, agregó la ex diputada de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La doctora Maffía, quien en su currículum cuenta entre otras funciones el haber sido ex Defensora Adjunta del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires entre (1998-2003), legisladora por CCARI (2007-2011) y actual Consejera Académica del Consejo de la Magistratura donde dirige un Observatorio de Género expresó “en todos estos años que vengo trabajando en la dirección del Observatorio  estoy muy preocupada por el tratamiento que se les da a estas personas que se las llama intersexuales”.

Explicó en radio Libertad que está preocupada porque “el tratamiento es una corrección quirúrgica para adaptarlas a un alineamiento que hay entre el sexo reconocido legalmente de una persona femenina o masculino, los genitales que esta persona tenga y el género que se le asigne, es decir, los roles sociales, el tratamiento, entre otros, hemos tenido  cambios legales importantes en los últimos años,, no solamente el matrimonio igualitario, sino que la ley de  identidad de género que se votó hace más de un año. Y es una ley que permite que la persona se corrija en la asignación de sexo que se le hizo al nacer, que se da por los genitales que esa persona porta. Esa persona puede en algún momento tomar la decisión y no solo siendo mayor de edad sino incluso puede hacerlo siendo adolescente, acompañado de sus padres, ir al registro civil y por la percepción subjetiva que tiene de su propia sexualidad pedir un cambio.

Algo muy relevante para el caso que analizamos “no necesita hacer cambios quirúrgicos u hormonales en su cuerpo puede hacerlo pero no necesariamente”.

Además dijo “en este momento una persona que nace con una genitalidad diferente a la del promedio no necesariamente tiene que hacer una corrección quirúrgica, para ser anotada con un sexo determinado para ser criada dentro de los parámetros de un género determinado”.

Lo que hará la corrección quirúrgica lo que hará será alinear algo que luego puede o no coincidir con la subjetividad de la persona.

Respecto a la beba misionera dijo “estoy siguiendo por los medios este caso y la mamá expresó con sus 16 años la duda que este bebé sea intervenida y luego no se corresponda lo que sienta, el modo con que vida su propia identidad con aquello que se corrigió quirúrgicamente”.

La filósofa reiteró que no es de necesidad extrema la intervención, “la realidad es que no hay ninguna necesidad de operar a la criatura si no existe un riesgo de enfermedad. Es una intervención en la que se expone a la persona a un trato cruel, que hasta puede dar lugar a una denuncia por torturas inclusive y tenemos que evaluar socialmente de qué manera se someten a los bebés a intervenciones  en las intervenciones que no pueden tomar parte porque todavía no pueden expresar su género”

Consideró al hospital Garrahan es un hospital de consulta y muy especializado de todo el país. Es decir, todos los casos complejos llegan allí al hospital. Contó que estuvo el año pasado trabajando con equipos de hospitales de niños que atienden estos casos, son equipos especializados donde interviene un conjunto interdisciplinario, los endocrinólogos analizan sus glándulas internas de los niños, en este caso por lo que tengo entendido  el bebé tiene un testículo interno, no ha descendido, tiene útero, tiene vagina y un pene, entonces los endocrinólogos analizarán sus glándulas internas, los cirujanos pediátricos analizarán la viabilidad de la intervención y en algunos casos intervienen psicólogos o especialistas que tienen que ver la subjetividad, que en el caso de un bebé no puede manifestarse.

Respecto a si le cabe a los padres tomar decisiones sobre asignación de género, expresó “hasta hace 20 años el sexo de los pequeños que pasaban por estos casos, se determinaba por la preponderancia de una genitalidad sobre otra, mientras que en la actualidad se hacen análisis genéticos que dirán si es XX o XY, será una niña o un varón respectivamente. Por eso, el examen va a determinar, a través de los cromosomas si será nena o nene. De todas maneras serán los padres lo que determinarán si realizan o no la intervención de la criatura”.

De todas maneras los padres que son adolescentes ya han pensado en el futuro del bebé y han elegido un nombre (Xiomara),  para esa mamá es un bebé de sexo femenino, dijo Maffía.

Maffía explicó que: “una de las cuestiones fundamentales que se tienen en cuenta, más allá de la adaptación física, es la mental que pueda tener esa persona a los grupos sociales. En lo que se debería trabajar es en esa cuestión social, de discriminación y no someter a una persona tan pequeña a este manoseo”.


“En el caso que sean necesarias las intervenciones quirúrgicas, se puede esperar hasta los 4 años. Pero generalmente se hacen cuando son bebés, sin la intervención de los mismos. Otra de las cosas que hay que tener en cuenta es que el Garrahan es un hospital de niños y les hacen el seguimiento hasta los 16 años y después no hay ningún servicio que realice el seguimiento luego de la mayoría de edad”.

La ex diputada de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sugirió que “algo que debemos plantearnos y de manera muy fuerte, como sociedad es que si una persona es inaceptable porque tiene dos genitales diferentes que conviven en su cuerpo o es inaceptable que lo mutilemos y tratemos como un objeto en vez de un sujeto y sacrifiquemos un cuerpo en función de la idea que tenemos de cómo deben ser” culminó.

El bebe será tratado como un objeto no como un sujeto. La salud no está en juego, se trabaja sobre lo que la sociedad considera inaceptable que una persona tenga genitales de dos sexos diferentes y convivan ese cuerpo, o es inaceptable que se le mutile  sacrifique el cuerpo en función de la idea que tenemos de lo que debe ser? Le diría que espere hasta los  5 años a la espera que se manifiesta la subjetividad sexual de la persona.


Bebés intersexuales sufren de un mal congénito

Los bebés intersexuales sufren de un mal congénito que se caracteriza principalmente por la particular anatomía de estos niños que presentan ambos órganos sexuales, tanto los femeninos como los masculinos, y en la actualidad no son del todo comunes, por eso llama la atención cuando se presenta un caso y sobre todo cuando se presentan 2 o 3 en poco tiempo, como ha sucedido en Oberá, ciudad de Misiones, Argentina.


Los dos bebés nacidos con este problema viven en el mismo barrio de la ciudad,  y la alta incidencia de este mal en tan poco tiempo a alertado notablemente a las autoridades médicas del territorio, que ya se han puesto a investigar las posibles causas y la chance de que haya otros casos sin identificar.

El barrio en el que habitaron las dos mujeres que dieron a luz a sus hijos intersexuales es el Cien Hectáreas, es valioso destacar que ya se ha comenzado en ambos casos el tratamiento pertinente y uno de los bebés ha sido operado para definir su género sexual, pero lo más problemático es que esta degeneración congénita podría deberse al uso de agroquímicos.

Las autoridades del Hospital Samic, que fueron quienes recibieron los nacimientos, han puesto especial atención en investigar más sobre las causas que han hecho que se den varios casos en poco tiempo cuando se sabe que una de cada 20 mil personas en el mundo nacen con ambos sexos, por lo que no es común que suceda entre “vecinos”, por decirlo de alguna manera.

Patricia Acosta, la joven mamá de uno de los bebés afectados, Xiomara, opina:

“La doctora del Hospital me contó que hay otros dos bebés del barrio que nacieron con el mismo problema. También son chicos de familias humildes, como nosotros. A uno ya le operaron en Buenos Aires, y al otro parece que la familia no dio mucha importancia y le dejaron así nomás”…“los doctores me dicen que es un problema no tan raro, que hay más casos y que tiene solución si se opera de chiquita. Yo quiero que el día de mañana mi nena sea feliz, que me quiera porque me preocupé por ella y tenga una vida normal”.

De forma profesional, el reconocido sexólogo misionero Osvaldo Bosco de Marchi ha indicado sobre la posible responsabilidad de los agentes agroquímicos en estos nacimientos:

“lo urgente, es conformar un equipo profesional para desarrollar estudios multidisplinarios y hacer evaluaciones”…“Me parece que es una posibilidad que se debe tener en cuenta… en la provincia hay antecedentes sobre eso… y más si es un barrio en donde viven tareferos, quienes se movilizan a los yerbales siempre en grupos, entre todas las familias”…“quizás lo mejor sería esperar la evolución de cada uno de ellos antes de realizar las operaciones”.

Intersexualismo o hermafroditismo

El hermafroditismo es un término de la biología y zoología, con el cual se designa a los organismos que poseen a la vez órganos reproductivos usualmente asociados a los dos sexos: macho y hembra. Es decir, a aquellos seres vivos que tienen con un aparato mixto capaz de producir gametos masculinos y femeninos.

Aunque los seres hermafroditas produzcan los dos tipos de gametos rara vez se fecundan a sí mismos, sino que se dan cruces entre distintos individuos actuando ambos como hembra y macho en hermafroditismo simultáneo; o, en la adultez atraviesan períodos en los cuales sólo se reproducen con uno u otro sexo (o sea, como dioicos alternados).

Algunos peces pueden cambiar de sexo iniciando su vida con uno y, después de procrear varias veces, transformándose en el otro sexo, en un proceso llamado hermafroditismo secuencial.

Con la excepción de las tenias, que pueden autofecundarse (de todas formas esta fecundación nunca se produce en el mismo aparato reproductor, dos proglótides se unirían para la fecundación), los restantes hermafroditas necesitan la colaboración de otro congénere para reproducirse. En las plantas sucede lo mismo, pues aunque muchas flores poseen los dos sexos, los gametos maduran a distinto tiempo, por lo que se requiere una polinización cruzada para llevar a cabo la fecundación.

Como estrategia reproductiva, el hermafroditismo es ideal para animales a los que cuesta encontrar pareja, ya sea por su hábitat, su baja población, su aislamiento o su lenta traslación. La desventaja que presentaría es una menor eficiencia en las tareas reproductivas debido a la falta de especialización.

Se dice que la mayoría de los hermafroditas no son funcionales porque aunque es posible, es raro (especialmente en animales) que suceda la autofecundación, la cual es un hecho sólo en algunas especies hermafroditas.

Apareamiento del Cornu aspersum (caracol) 


El hermafroditismo está ampliamente representado entre las plantas con flores (angiospermas).

En los animales el hermafroditismo verdadero como medio de reproducción se da en invertebrados como la estrella de mar,6 caracoles6 y lombrices de tierra; y, en varios peces.

Otras representaciones
Un dimorfismo sexual muy acusado puede confundirse con hermafroditismo, aunque no lo sea. Este es el caso de unos caracoles parásitos de equinodermos, entre los cuales el macho parásito (muy pequeño) se puede hallar en el interior de la hembra.

Flor de tulipán
Se denomina seudohermafrodita a aquellos animales que poseen internamente los órganos reproductivos de un sexo pero su apariencia externa es la del otro sexo.

También existen hermafroditas secuenciales, aquellos que cambian de sexo en el transcurso de su vida, como en el caso de los peces róbalos y de la cabrilla.

Hermafroditismo y humanos
En la especie humana hay varios casos que son similares al hermafroditismo, pero el término más correcto para referirse a una persona con estas condiciones es intersexual, además generalmente dichas personas que posean los órganos de los dos sexos son incapaces de reproducirse de las dos maneras.

El síndrome de Klinefelter, una enfermedad que ataca solo a hombres, a veces se manifiesta a través de características como ginecomastia (glándulas mamarias grandes), criptorquidia, azoospermia (producción deficiente de esperma) o micropene, pero difícilmente podría considerarse una forma de intersexualidad

El término médico hermafroditismo verdadero se aplica a los casos con gónadas de ambos sexos en distintas proporciones, ya que en algunos casos contienen folículos ováricos y túbulos seminíferos en la misma gónada (ovotestis). No obstante, raramente se ha constatado en humanos la capacidad de producir óvulos y espermatozoides al mismo tiempo, ya que típicamente uno de los dos tipos no se desarrolla correctamente. Se trata, en todos los casos de condiciones patológicas.







No hay comentarios: