sábado, 9 de junio de 2012

Pornografía infantil


2012-06-09 | Estados Unidos.- Agentes estadounidenses arrestaron a 190 personas en una operación internacional contra la pornografía infantil. El operativo "Orión" se centró en la producción, posesión, y distribución de imágenes pornográficas de niños que condujo a arrestos en Estados Unidos así como en España, Argentina, el Reino Unido y Filipinas.

Oficiales estadounidenses de inmigración y aduanas dijeron que, a lo largo de la investigación, lograron identificar y rescatar a 18 menores víctimas de la trama criminal. Las autoridades informaron que muchos de los niños y adolescentes habían sido atraídos hacia la red de explotación después de chatear por internet con desconocidos.


Marco de referencia:
Pornografía infantil
Se denomina pornografía infantil a toda representación de menores de edad de cualquier sexo en conductas sexualmente explícitas. Puede tratarse de representaciones visuales, descriptivas (por ejemplo en ficción) o incluso sonoras

El acceso a contenidos pornográficos en general ha evolucionado los distintos medios; literatura, fotografía, video, cine, DVD, dibujos de animación y en los últimos años Internet. Internet ha permitido detectar y perseguir a productores y distribuidores de contenidos ilegales que durante décadas habían operado impunemente, pero también ha facilitado enormemente el acceso a este tipo de pornografía.

El NCMEC (National Center for Missing & Exploited Children) estima que alrededor del 20% de toda la pornografía en Internet contiene imágenes de niños.1

"Pornografía" es un término ambiguo y difícil de delimitar. Mucha gente podría incluir en esta categoría representaciones gráficas o pictóricas no fotográficas o incluso textos escritos, pero por lo general estos medios no son incluidos dentro de la definición de pornografía infantil porque no implican necesariamente la participación de un menor en su creación. Tradicionalmente, se consideran como pornografía infantil a aquellas representaciones fotográficas o fílmicas en formatos digital o analógico de menores de edad de cualquier sexo en conductas sexualmente explícitas ya sea solos o interactuando con otros menores de edad o con adultos.
Sin embargo cuando se trata de pornografía infantil, ésta se encuentra expresamente definida en el protocolo facultativo de la Convención Sobre los Derechos del Niño relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía de Organización de las Naciones Unidas, en los siguientes términos:

Artículo 2 A los efectos del presente Protocolo: c) Por pornografía infantil se entiende toda representación, por cualquier medio, de un niño dedicado a actividades sexuales explícitas, reales o simuladas, o toda representación de las partes genitales de un niño con fines primordialmente sexuales.

En Japón, algunos cómics manga hentai representan a niños de ambos sexos teniendo relaciones con otros niños o, lo que se conoce como lolicon (proveniente de "Complejo de Lolita") en el caso de las niñas y shotacon en el caso de los niños. Al no tratarse de niños reales, estas imágenes no se suelen considerar como pornografía infantil.

No obstante lo anterior, según artíulo 189.1.a del Código Penal español, se establece pena de prisión para "El que utilizare a menores de edad o a incapaces con fines o en espectáculos exhibicionistas o pornográficos, tanto públicos como privados, o para elaborar cualquier clase de material pornográfico, cualquiera que sea su soporte, o financiare cualquiera de estas actividades.". Sin embargo, en el punto segundo del citado artículo, se establece asimismo pena de prisión o multa por la sola posesión de material pornográfico, aunque cita para su propio uso, lo cual establece dudas sobre la voluntariedad de la posesión, y tampoco especifica si esto es aplicable a todo tipo de material y a todo tipo de soporte o formato.
Del artículo 189.7 puede interpretarse que la pornografía infantil no foto/vídeográfica (dibujos, animaciones) no es ilegal en España mientras no se hayan utilizado las imágenes o voz modificadas de un/a menor.

Proliferación y legislación
En 1998, la Interpol estima que el 80% de los sitios de Internet con pornografía infantil vienen de Japón.

En los últimos años la población general ha tenido un mayor acceso a la pornografía debido al crecimiento de Internet. Ayudado por el creciente número de noticias en los diarios sobre escándalos relacionados con el descubrimiento de redes de pornografía infantil y pederastia en internet, se ha producido alarma en ciertos sectores de la población y preocupación respecto a la seguridad y riesgos de los menores de edad cuando navegan por internet. La tendencia de la sociedad es de adoptar mayores restricciones, siendo la pornografía infantil y la pedofilia temas que generan reacciones tan viscerales que mucha gente se muestra dispuesta a sacrificar sus propias libertades civiles en función de mayores controles que eviten la proliferación de material y permitan la detección y desmantelamiento de sus redes.

Las leyes varían bastante según el país donde uno se encuentre. Por lo general la tendencia de endurecer las restricciones en países como Estados Unidos ha llevado a que sea ilegal su posesión y distribución además de la producción o facilitación de ésta, e incluso según algunas interpretaciones, la mera visión de tales imágenes puede constituir un delito. Por el contrario, en los propios Estados Unidos se considera legal el poder fotografiar a menores desnudos si se cuenta con la autorización paterna.

A pesar de que comúnmente se cree que la pornografía infantil es producida por bandas del crimen organizado que secuestran a niños y niñas para su producción, estos casos suelen ser excepciones y poco frecuentes pero que alcanzan gran notoriedad y espectacularidad en las publicaciones de noticias y tienen un alto impacto en la población.

Entre finales de los años 1960 y principios de los 70, dentro del contexto de la revolución sexual, en países como Dinamarca y Holanda surgieron revistas impresas con pornografía infantil de distinto calibre amparadas en un vacío legal. Muchas de ellas mostraban desde desnudos hasta escenas de sexo explícito, todo bajo un aura de inocencia y naturalidad.

Hoy en día las imágenes explícitamente sexuales de menores de edad están prohibidas prácticamente en todo el mundo y su producción se restringe casi en su totalidad a producciones independientes o caseras facilitadas en gran medida por la masificación de la fotografía y el vídeo digital. Al contrario de lo que suele creerse comúnmente, estas colecciones fabricadas en casa rara vez son objeto de transacciones comerciales, siendo usualmente material de intercambio entre personas que comparten un interés de carácter marcadamente erótico o sexual por los niños o niñas. 

Internet ha generado innumerables formas de permitir este intercambio, a través de grupos de noticias, foros o también con el uso de aplicaciones P2P (peer to peer). Hoy en día no se puede hablar de que exista una producción comercial de pornografía infantil propiamente como tal. 

La inmensa mayoría de los supuestos sitios de pago en internet que ofrecen pornografía infantil son falsos. En muchos casos se trata de verdaderas estafas en que una vez que se ha pagado la cuota de acceso, el sitio no existe. También se ha sabido que organizaciones gubernamentales y policiales de distintos países, como el FBI, montan muchos de estos sitios falsos como una forma de atrapar incautos que utilicen sus tarjetas de crédito y de esta manera identificar sospechosos a quienes puedan apresar o investigar.



En la actualidad, la producción comercial se limita a moverse al borde de lo permitido por la ley: imágenes eróticas y de desnudo, que están en el límite legal de lo sexualmente explícito. Estas imágenes suelen ser publicadas por sitios de pago en Internet, siendo Rusia el lugar donde se producen la mayor cantidad de estas series comerciales. 

El carácter legal de estas imágenes y sitios, aunque amparados detrás de un valor artístico y no pornográfico, permanece como dudoso y ambiguo. En estos sitios los modelos, con edades que varían entre los 5 y los 17 años, suelen contar con autorizaciones de sus padres o apoderados legales para participar en tales sesiones fotográficas y son remuneradas por el trabajo que realizan.

Desde 2005 se viene produciendo de una manera nueva este tipo de pornografía, dentro de lo que se ha dado en denominar Sexting. En estos casos son los propios menores quienes se fotografían o graban con sus teléfonos móviles, cámaras digitales o webcams, distribuyendo en muchas ocasiones la autopornografía así creada a sus parejas, a amigos o a desconocidos, llegando incluso a venderse en colegios e institutos entre los propios alumnos.

En 2007 México ocupa el segundo lugar en producción mundial de Pornografía Infantil, según informe:
Leyes insuficientes: Ecpat Internacional

Viernes 2 de marzo de 2007

México DF, (CIMAC).- “México es considerado el segundo país en el mundo con mayor producción de pornografía infantil”, pero la tenencia o posesión de material pornográfico infantil no esta sancionada por las leyes, indica el Informe Global de Monitoreo de las acciones en contra de la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes, elaborado por Ecpat Internacional, presentado recientemente en la Ciudad de México.
Pese a las evidencias que proporcionan las denuncias, los reportes periodísticos, los informes y estudios, "no se puede actuar con contundencia jurídica", asegura el informe, ya que aún existen grandes vacíos legales para identificar y sancionar delitos cibernéticos y delitos asociados, como la distribución de material pornográfico.

La impunidad "contribuye al incremento de la oferta de material pornográfico infantil, y a que su venta se vuelva abierta y pública, como ocurre en Tepito y La Merced, en la Ciudad de México", considera Ecpat Internacional.

Según las estadísticas de la Policía Federal Preventiva (PFP), la explotación sexual de menores de edad a través de Internet se incrementa aceleradamente por lo que ya ocupa el tercer lugar en la lista de delitos cibernéticos, después de los fraudes y las amenazas.

Tan sólo en enero de 2004, se registraron 72 mil 100 sitios de pornografía sexual de menores de edad, mientras que a inicios del 2006 ya había más de 100 mil sitios.


De acuerdo con el texto, hasta el año 2003 la Policía Cibernética de México tenía la clasificación de imágenes de pornografía infantil en Internet en cuatro rangos: de cero a cuatro años, de cuatro a ocho, de ocho a doce y de doce a diecisiete, grupo en el que predominaban las imágenes pornográficas.

No obstante, el primer cuatrimestre del 2004 se creó un nuevo rango como consecuencia del visible aumento en la detección de imágenes de pornografía con bebés, por lo que la nueva categoría comprende a niñas y niños de cero a un año de edad, ya que se registró un incremento del 5 por ciento en fotografías e imágenes de abuso de recién nacidos, subraya el informe.

VACÍOS LEGALES

En un intento por detener este fenómeno que lesiona a la infancia en México, la semana pasada el Senado aprobó por unanimidad la reforma la Código Penal Federal en materia de explotación sexual infantil, donde se definieron tipos penales de pornografía, turismo sexual infantil y lenocinio.

Se corrigió también el término de prostitución, porque, según la ex legisladora Angélica de la Peña, "las niñas y los niños no son prostitutos, son enganchados por la delincuencia organizada para meterlos en las redes de la prostitución, entonces definimos lenocinio contra personas menores de 18 años y por lo tanto conceptualizamos estas formas de trata".

Este cambio legal,  impulsado en la LIX legislatura por la ex diputada Angélica de la Peña y propuesto por el senador Manlio Fabio Beltrones, establece también que se sancionará a quienes abusen sexualmente de niñas, niños y adolescentes, abusando de la relación personal que tienen con éstos (los menores de edad) y menciona entre ellos a sacerdotes, médicos, profesores y funcionarios públicos.

La sanción a sacerdotes pederastas "responde a un clamor de la sociedad", precisó en entrevista telefónica con Cimacnoticias Angélica de la Peña, en el sentido de que no haya privilegios para éstos, sobre todo cuando han sido acusados de haber abusado de su encargo.

De acuerdo con la ex diputada con las modificaciones se reestructuró todo el título octavo del Código Penal Federal, quitando conceptos peyorativos como "menores incapaces", y se definieron delitos inscritos en "el libre desarrollo de la personalidad de niñas, niños y adolescentes y de quienes no tienen capacidad para comprender el significado, el hecho, o no tienen capacidad para resistirlo".

Igualmente en la reestructuración del título octavo del Código Penal Federal se derogó el concepto de "moral y buenas costumbres" y se redefinieron los delitos que están inscritos en la corrupción de personas menores de edad que no eran correctos.


ESFUERZOS ¿INFRUCTUOSOS?

Aunque novedosas en algunos aspectos, estas modificaciones legales no constituyen los primeros avances para erradicar el abuso a menores de edad.

Desde hace una década, en 1996 México participó en el Primer Congreso sobre Explotación Sexual Comercial de Niñas, Niños y Adolescentes (ESCNNA) realizado en Estocolmo y suscribió la Declaración y Agenda para la Acción, compromiso que ratificó durante el Segundo Congreso Mundial contra la ESCNNA, realizado en Yokohama en el 2001, subraya el Informe Ecpat Internacional.

Como consecuencia, surgió el Plan Nacional de Acción para Prevenir, Atender y Erradicar la Explotación Sexual Comercial Infantil. No obstante, dicho instrumento no está sustentado jurídicamente por lo que depende de la voluntad del gobierno en turno dar continuidad a su realización, señala el monitoreo.

Y destaca, además, que la Coordinación Nacional para Prevenir, atender y Erradicar la Explotación Sexual Comercial Infantil, creada en 2002, no cuenta con los mecanismos y recursos económicos necesarios para permitir la implementación del Plan y mantener la continuidad de sus programas, ni para articular los sectores públicos, social y privado para enfrentar la explotación sexual de manera efectiva.

De igual forma, la legislación en nuestro país cuenta con muchos vacíos en este tema, toda vez que, según el monitoreo, todavía quedan áreas pendientes para armonizar la legislación de los diferentes estados con la federal y la normativa internacional, lo que representa "graves dificultades".

VIOLACIÓN Y ABUSO EN EL MATRIMONIO

Según el Informe, en 25 de los 32 estados de la República Mexicana la acción penal por abuso o violación sexual dentro del matrimonio no procede, lo cual significa "un alto riesgo para las niñas de sufrir abusos en casos de matrimonios tempranos".

Igualmente, hay diferencias entre los estados sobre la edad en la que debe darse el consentimiento sexual: 12 años en 9; 14 años en 2; 16 años en 6; 17 para hombres y 18 para mujeres en uno y 18 años en 2.

Además, el Código Penal Federal no es claro en diversos conceptos:
El artículo 201 párrafo primero, sanciona la prostitución infantil dentro del concepto de corrupción de menores, los cuales, a decir del informe, "abarcan actividades muy diferentes entre si" lo que provoca confusión y no tienen claridad en la concepción del delito de Prostitución infantil ni sanciona al cliente-explotador.

Aunque se han desarrollado iniciativas para la capacitación por parte de la Coordinación Nacional para Atender Prevenir y Erradicar la Explotación Sexual Comercial Infantil, sus avances son incipientes y cubren sólo algunas zonas del país, advierte el informe.

No hay comentarios: