lunes, 8 de junio de 2009

¿Cuál es el manejo no quirúrgico de la fibromatosis uterina?

1.- El descenso de las hormonas femeninas causado por la menopausia, que favorece la atrofia de los miomas. Algunos miomas por falta de estrógenos desaparecen solos.
2.- Los anticonceptivos orales de baja dosis o los fármacos con progestágenos exclusivos pueden coadyuvar en el control total o parcial de los síntomas hemorrágicos, inclusive pueden favorecer la reducción en tamaño de los fibromas.
3.- El dispositivo intrauterino con liberación de Levonorgestrel puede ser utilizado en forma efectiva como control hemorrágico de la fibromatosis uterina y en reducir el tamaño de los fibromas presentes.
4.- La creación de un estado menopáusico reversible, mediante el uso de análogos de la GnRH (Leuprolide), coadyuvando en la reducción del tamaño de los fibromas. Este procedimiento acarrea sintomatología de la menopausia.

5.- La embolización de miomas uterinos es un tratamiento seguro y efectivo para las mujeres que no desean quitarse el útero. Este procedimiento consiste en llegar hasta la arteria que irriga el fibroma y se ocluye con microesferas. Presenta riesgos de no hacerse adecuadamente, se tiene reportado una amputación de pierna por embolización errónea de los vasos ilíacos.

No hay comentarios: